Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2015

Las debilidades del ser humano

El ser humano.
Si tuviese que definir qué es el ser humano diría que es un cúmulo de contradicciones y de casualidades, una montaña de debilidades y de virtudes. Un misterio por el que, a veces, merece la pena luchar. Y digo a veces porque en ocasiones el ser humano puede ser o muy tonto o muy cruel.

Mucha de la tontería del ser humano radica en sus debilidades, me atrevería decir que el ser humano carece de dos cosas, bueno carece de más pero las  más importantes para mi son:

1. La capacidad de apreciación de las cosas/persona, es decir, valorar lo que se tiene antes de perderlo
2. Descuidar aquello que parece que siempre está.

En verdad ambos puntos están muy relacionados, casi se podría decir que son lo mismo pero es verdad que a veces puedes valorar algo pero no cuidarlo aunque es raro que eso suceda. Venga, voy a unir el mismo punto y voy a añadir una tercera (segunda) debilidad.

2. La importancia de los detalles.

Es curioso como a veces nos acostumbramos a lo bueno, a la constancia…

Migas...

Sabes esa sensación cuando uno apuesta por alguien o por algo con todo lo que tiene, cuando está al píe del cañón día tras día, cuando a veces se deja para poder estar, cuando te pierdes por intentar ser alguien que no eres, cuando luchas contra ti mismo, contra tu propia gente creyendo en algo que cada día parece carecer de sentido. Y buscas, y buscas, y buscas aunque sean  las migas de algo que ya acabó.
Y entonces piensas: las migas,  a ese nivel he caído.
Te conformas con lo más nimio, con un pestañeo, una mueca, un punto. Y no es culpa de nadie, es tuya por consentirlo, por creer que te mereces esas sobras, por no quererte lo suficiente.

"Tenemos el amor que creemos merecer"
A veces hay que saber aceptar las derrotas, las perdidas. Fracasar no te hace ser peor persona, todos en algún momento de nuestras vidas fracasamos. No es malo. Duelen las derrotas pero no son mortales. 
Otras veces hay que dejar de luchar, hay muros que son infranqueables por mucho que intentemos sa…