Ir al contenido principal

Era su dolor el calmante de su vida



Alma era de esas mujeres que disfrutaban del dolor pero no por que le causara placer sino porque lo conocía, conocía esa sensación de angustia, de ahogo, de quemazón. Lo conocía y en ocasiones era capaz de controlarlo, al menos el dolor físico.
En situaciones de desesperación, cuando sus sentimientos la abrumaban, cuando la soledad le hacía compañía, cuando sus miedos se convertían en su sombra o cuando su persona desaparecía bajo el mar de emociones, de estrés y obligaciones, Alma se aferraba al dolor; era la única forma de mantenerse viva, de no convertirse en un robot que no siente, que no vive, que no disfruta. Sentir el quemazón de la herida, ver la sangre roja escapar de sus cortes era lo único, que en esas situaciones, la calmaba.
No le gustaba admitirlo y muchos menos reconocerlo ante las personas pero era la verdad. Era un dolor conocido, un dolor controlado. Después de tanto tiempo era una sensación que ella podía manejar.
Si quería un dolor más punzante escogía una aguja intravenosa, que quería sentir la piel tirante, una cuchilla, que prefería una herida más profunda, un bisturí.
Alma era una experta de los objetos punzantes.
Su preferido; las cuchillas. Un movimiento rápido, apenas perceptible, y el brazo en unos segundos se tornaba a rojo, pequeñas aperturas que dejaban salir el líquido de la vida sin llegar a desparramarse. Si la cuchilla tenía dos hojillas entonces la cicatriz era doble, que tenía tres pues triple, sin duda, sus favoritas las de tres.
Nunca supo hacerse entender, tampoco lo intentó, la comprensión de los demás era lo que menos le interesaba, sólo quería entenderse a si misma, llegar a un punto donde el dolor no fuera su única salida.
Durante muchos años lo consiguió, ni un sólo arañazo, ni un sólo deseo de querer hacerlo, hasta que el ansía del dolor regresó a su vida de la forma más abrupta, de la manera más inesperada.
Saboreó la felicidad y la perdió.
Todo se volvió negro, su vida pasó al piloto automático y ella se dejó dominar, se convirtió en una sumisa de la rutina, de la desesperanza. Olvidó sus sueños, sus rasgos, incluso, su forma de reír. El vacío se convirtió en su leal compañero, rodeada de gente pero ausente de mente, convertida en un ser que no reconocía, en un espejo sin reflejo, en un bulto oculto tras la pesadumbre. Dejó de ser, de estar, de querer, de intentar.
Y entonces lo hizo, tras varios años de ausencia, Alma se dirigió al baño, sacó del cajón una de sus cuchillas, observó las hojillas plateadas; ¡cómo brillaban!,se la acercó al brazo, notó el frío acero... y un rápido movimiento. Unos instantes después el pequeño rasguño se enrojeció, tras un par de segundos percibió un leve quemazón, varios segundos más tarde sintió una pequeña tirantez, ¡Por fin! por fin sentía, no le importaba que fuera dolor, al menos sentía algo, estaba viva, su cerebro respondía, sus corazón latía, su alma resistía.
Respiro profundo. Y volvió hacerlo, sólo un par de veces, las suficientes para que su vida regresara a sus manos, para que sus emociones aletargadas recobraran al aliento.
Y después de tantos meses... sintió esa sensación de alivio que tanto extrañaba.
Era su dolor el calmante de su vida.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las Aparicio...

" Una mujer entera no necesita medias naranajas"


Las Aparicio es la nueva serie-telenovela de Argos. Se estrenó el pasado 19 de Abril en México en la Cadena Tres ( a las 10.00pm) y sólo puedo decir una cosa: Me encanta!!!
A modo resumen, porque tampoco quiero alargarme demasiado, comentaré que la serie trata de tres generaciones de mujeres que comparten una extraña tradicion familiar:
todas han quedado viudas en circunstancias extraordinarias; todas dan a luz exclusivamente a niñas
.
A partir de esta premisa se desarrrollan diferentes tramas, todas ellas relacionadas con temas actuales, controvertidos y con cierto toque femenista. aunque sinceramente, no me parece que  sea tan femenista. Desde mi punto de vista, la serie simplemente hace hincapié en la importancia de la independencia de la mujer. Para ello se apoya en los cuatro personajes principales: Rafaela Aparicio ( la madre) Alma Aparicio, Mercedes Aparicio y Julia Aparicio (las hijas de Rafaela).
Sin embargo, no puedo …

Parejas de Serie...

"Hay amores eternos que duran un sólo instante" Hoy voy a dedicar mi blog a las historias de amor de televisión que más me han marcado, las que más me han emocionado, enseñado, enganchado y mil cosas más. Mi ranking, que consta de 10 parejas, no tiene ningún orden, es decir, que la primera pareja no es la que más me ha gustado ni la última la que menos. Cada historia tiene connotaciones para mi porque cada historia tiene un momento diferente.
La primera de todas: Max y Liz ( Roswell)

Aquí comenzó mi obsesión por las series, mi obsesión por los personajes de ficción. Fue una de las parejas mas románticas y con una tensión sexual no resuelta increible. Se trataba de una joven, Liz, que se enamora de un hibrido ( medio humano-extraterrestre) que es Max y éste de ella. El problema es que a pesar de que quieren estar juntos no saben las consecuencias que eso puede acarrear así que como es de esperar hasta que se dan el primer beso pasa mucho tiempo. Aún recuerdo ese primer beso jaja…

El matadragones que tenía el corazón pesaroso...

Lección 1:A las personas no les molestan las cosas sino los puntos de vista que tienen acerca de ellas.
Ayer por la tarde me leí el libro de Marcia Grad Powers titulado: "El matradragones que tenía el corazón pesaroso". Me lo leí en una tarde, lo que quiere decir que no es largo, que no es pesado y que se lee rápido jejeje. Es el tipico libro que narra un cuento cuyo mensaje es de autoayuda. A mi, personalmente me ha gustado bastante, creo que hay mejores pero está bien. Es del estilo de "El caballero de la armadura oxidada" y " La princesa que creí en los cuentos de hadas", este último es también de Marcia G.P.
Las ideas que transmite el libro, desde mi humilde punto de vista, creo que son muy típicas, en el sentido de que a todos se nos ha ocurrido eso alguna vez en esos días en los que nuestra vena filosófica sale a luz. Aunque a veces es necesario recodarlas para poder ponerlas en práctica y conseguir una mejor calidad de vida. ¿ Se puede conseguir una m…