Ir al contenido principal

El mensaje de él

Eran las tres de la madrugada cuando el sonido del móvil la despertó. Acababa de recibir un mensaje de él. Desde hacia varias semanas había decidido dejar de nombrarle, quería olvidarlo y para ello debía empezar olvidando su nombre. Tenía esa absurda creencia.

“Pues si tanto te amargo, ya sabes... Tienes amigos que te quieren y te tratan mejor que yo, parece ser...”

Un silencio desgarrador seguido de una ausencia de latidos invadió la cama. Le costó respirar, ese mensaje fue un golpe bajo, muy bajo, rastrero diría yo. Después de tantas conversaciones donde le mostró, no sólo sus sentimientos, también sus miedos más atroces (como era el de perderlo) recibió un mensaje de él con ese contenido.

Tragó saliva, quería mantener la calma. Leyó de nuevo el mensaje, dudó ¿Qué debía decir? Su primer impulso fue mandarlo a la mierda, contestar con un simple y elocuente OK mostrando así esa indiferencia y frialdad de la que carecía, al menos con él. Dejó el móvil en la mesilla y miró al techo varios minutos, dudando, pensando, analizando cada una de sus emociones.
Muy en el fondo sabía que debía seguir ese impulso y poner fin a esa relación absurda y vacía. Acabar con todo para empezar desde cero. Sabía que tenía que hacerlo. Era lo mejor.
Agarró el móvil ¿Ese era el final? Así lo había querido él. Tecleó la letra O seguida de la K, fijó la mirada en la pantalla. ¡Envíalo! pensó.
No pudo, borró las letras y volvió a dejar el móvil en la mesilla, dirigió la mirada a la noche estrellada que se colaba por su ventana y recordó.

Recordó la noche de octubre, ella en el portal de su casa mirándolo expectante, respiró profundo y en lo que soltaba el aire soltó las palabras, la declaración, su declaración de amor, su confesión de dolor, de agotamiento, de miedos. Se lo confesó todo. La reacción de él: unas cuantas lágrimas (que ella quiso creer), cuatro frases de manual, un abrazo de compromiso (o de compasión) y su marcha detrás de su ligue de esa noche. En frente de él ,o de su lugar vacío, ella destrozada y con la dignidad por los suelos. Subió a su casa, se tumbó en la cama y lloró todo lo inllorable durante lo que quedaba de noche.
A la mañana siguiente quedaron, él como si  nunca hubiese pasado nada, ella con ojeras. A los pocos días sus sentimientos fueron olvidados y él continuo hiriéndola aún sabiendo lo que hacía, sin importarle sus emociones, sin respetar los sentimientos de ella hacía su persona.

Por primera vez se dio cuenta de lo poco que la valoraba.

Volvió a su cuarto, sólo habían pasado treinta minutos desde la recepción del mensaje y seguía sin saber qué hacer, qué decir. Lo releyó y una lágrima se escapó a través de sus ojos. De pronto oyó su voz. Otro recuerdo.

“Por muy dolido que uno esté no puede hacer ese tipo de comentarios, me dio donde más me duele. Eso dice mucho de ella”

“Y de ti” susurró ella. Su voz le sirvió de anclaje a la realidad. Cogió el teléfono con decisión y escribió: “Si es lo que quieres.”

No lo pensó, apretó el botón de enviar, lo bloqueó, apagó el móvil y regresó a la cama. Obviamente no durmió en semanas, la sensación de ahogo no se fue hasta pasado unos meses pero lo borró de su vida, y aunque se arrepintió al instante de enviarlo una sensación de alivio leve, muy leve, pero de alivio al fin y al cabo, la invadió.

PD: Nunca llegó hacerlo, nunca llegó a mandar esa mensaje a pesar de tener motivos para hacerlo, a pesar de saber que era lo mejor para ella, a pesar de conocer la indiferencia que él mostraría si la perdiera. No se atrevió. El miedo a perderlo pudo más que su bienestar.


Comentarios

Entradas populares de este blog

El matadragones que tenía el corazón pesaroso...

Lección 1:A las personas no les molestan las cosas sino los puntos de vista que tienen acerca de ellas.
Ayer por la tarde me leí el libro de Marcia Grad Powers titulado: "El matradragones que tenía el corazón pesaroso". Me lo leí en una tarde, lo que quiere decir que no es largo, que no es pesado y que se lee rápido jejeje. Es el tipico libro que narra un cuento cuyo mensaje es de autoayuda. A mi, personalmente me ha gustado bastante, creo que hay mejores pero está bien. Es del estilo de "El caballero de la armadura oxidada" y " La princesa que creí en los cuentos de hadas", este último es también de Marcia G.P.
Las ideas que transmite el libro, desde mi humilde punto de vista, creo que son muy típicas, en el sentido de que a todos se nos ha ocurrido eso alguna vez en esos días en los que nuestra vena filosófica sale a luz. Aunque a veces es necesario recodarlas para poder ponerlas en práctica y conseguir una mejor calidad de vida. ¿ Se puede conseguir una m…

Parejas de Serie...

"Hay amores eternos que duran un sólo instante" Hoy voy a dedicar mi blog a las historias de amor de televisión que más me han marcado, las que más me han emocionado, enseñado, enganchado y mil cosas más. Mi ranking, que consta de 10 parejas, no tiene ningún orden, es decir, que la primera pareja no es la que más me ha gustado ni la última la que menos. Cada historia tiene connotaciones para mi porque cada historia tiene un momento diferente.
La primera de todas: Max y Liz ( Roswell)

Aquí comenzó mi obsesión por las series, mi obsesión por los personajes de ficción. Fue una de las parejas mas románticas y con una tensión sexual no resuelta increible. Se trataba de una joven, Liz, que se enamora de un hibrido ( medio humano-extraterrestre) que es Max y éste de ella. El problema es que a pesar de que quieren estar juntos no saben las consecuencias que eso puede acarrear así que como es de esperar hasta que se dan el primer beso pasa mucho tiempo. Aún recuerdo ese primer beso jaja…

Las Aparicio...

" Una mujer entera no necesita medias naranajas"


Las Aparicio es la nueva serie-telenovela de Argos. Se estrenó el pasado 19 de Abril en México en la Cadena Tres ( a las 10.00pm) y sólo puedo decir una cosa: Me encanta!!!
A modo resumen, porque tampoco quiero alargarme demasiado, comentaré que la serie trata de tres generaciones de mujeres que comparten una extraña tradicion familiar:
todas han quedado viudas en circunstancias extraordinarias; todas dan a luz exclusivamente a niñas
.
A partir de esta premisa se desarrrollan diferentes tramas, todas ellas relacionadas con temas actuales, controvertidos y con cierto toque femenista. aunque sinceramente, no me parece que  sea tan femenista. Desde mi punto de vista, la serie simplemente hace hincapié en la importancia de la independencia de la mujer. Para ello se apoya en los cuatro personajes principales: Rafaela Aparicio ( la madre) Alma Aparicio, Mercedes Aparicio y Julia Aparicio (las hijas de Rafaela).
Sin embargo, no puedo …