Y yo me precipito al vacío de mi cama...

"Skinny love"


Un suspiro en el gélido ambiente me indica que estás de vuelta. Tu presencia férrea me invade desde los pies a la cabeza, siento tu crudeza en mis venas, el llanto en mis manos, sangro por mis poros sin poder detener el manantial de sensaciones que tus brazos provocan en mi.
Tu cabello deshilachado, tus hueso molidos y tus ojos vacíos recorren cada parte de mi ser. Me quiebro en un instante, caigo entre tus devastadoras manos y tus diente afilados arrancan mis latidos... un golpe, dos golpes, tres golpes y todo acaba en un silencio desgarrador.
Unos pasos despiertan mi alma, una pequeña luz ilumina mi rostro, las notas de un piano avanzan por mi mente, un violín con cuerdas roídas, tu tez pálida acariciando mis labios y tú regresando al sitio del que nunca debiste marchar.
El rubor de tus mejillas alumbradas por el velo del olvido, tu piel sofocada por mi ardor, todo me resulta nuevo, un llanto de fondo y mis manos temblando por tenerte tan cerca.
El mundo se despereza, mi esperanza se desespera y mi cuerpo entumecido siente el cuero de tus besos. Un rato más pienso, un día más deseo, una semana más ruego y tus caderas se alejan golpeando el aire que respiramos, meciendo el silencio que la noche nos regaló.
Y yo me precipito al vacío de mi cama.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las Aparicio...

Parejas de Serie...

El matadragones que tenía el corazón pesaroso...