Regresando a "Revenge" y "The Vampire Diaries"



En estos últimos días he podido ponerme al día con dos series que con el paso del tiempo me han ido sorprendiendo para bien "Revenge" y "The Vampire Diaries"

Comenzaré hablando de "Revenge". Este serie-telenovela comenzó a emitirse hace tres años en la ABC. Al principio no aposté mucho por ella, creí que sería una de las series típicas "familiares" de la ABC, sencilla, básica y que entretiene a todo el público y en parte es así  pero en la primera temporada nos sorprendió a todos los seriefilos con la creación de dos grandes personajes; Emily Thorne, protagonista de la serie, y su antagonista Victoria Grayson.
La tensión entre ambos personajes cuando comparten pantalla es increíble, apenas necesitan palabras para transmitir el odio, rencor y desconfianza de ambas. Dos mujeres fuertes, valientes, manipuladoras y frías enfrentadas. 
Todas las tramas giran alrededor del hilo conductor del show; la venganza de Emily. En la primera temporada pudimos conocer los motivos de Emily e incluso los compartimos, empatizamos con ella hasta el punto de odiar a  la mismísima Victoria, no obstante, en le segunda temporada, el objetivo pareció desaparecer, tramas que rizaban el rizo más de lo normal, acontecimientos un tanto inverosímiles, la aparición de personajes etc. originaron una pérdida del nivel de la serie.


Sin embargo, los guionistas y/o productores debieron de leer/oír nuestras quejas puesto que en la tercera temporada volvieron a los inicios ¡y funcionó!. Aunque para mi la serie está perdiendo, puesto que tres años de venganza sin ningún tipo de avance, cansa, están volviendo a la tramas con enganche, con fuerza y con la esencia de los personajes, no obstante, la frialdad que en este temporada muestra Emily en ocasiones me resulta peligrosa ya que puede ser contraproducente para el proceso de identificación con el personaje. 
En resumen, "Revenge" sigue convenciendo y por lo que a mi respecta espero que en esta temporada si no consigue alcanzar su objetivo que mínimo que Victoria descubra quién es realmente Emily Thorne. Sin duda dicho el momento es el más esperado y deseado por todos los espectadores y pero el más temido por mi  debido a las expectativas que han ido generando durante estos tres años.

"The Vampire Diaries",  en este caso me tengo que quitar el sombrero. Es increíble como ha ido evolucionando y mejorando la serie en estos cinco años. Algunas tramas o personajes son un poco inverosímiles pero están tan bien justificados que acabas creyéndote todo lo que te cuentan. 
Así es TVD, comenzó siendo una serie teen, con tramas de amores imposibles y de instituto pero en la primera temporada demostró que nada es lo que parece. 


Es de las pocas series que en cada capítulo me dejan con la boca abierta, a pesar de conocer su funcionamiento, y es que para bien o para mal esta serie no tiene reglas, cualquier personaje puede morir por muy importante que parezca que es para la trama, sus cliffhangers me encantan. Si que es verdad que juegan con la aparición y muertes de personajes pero eso es lo que hace que la serie sea imprevisible, nunca sabes que personaje va a durar más de un capítulo.
En cuanto a los personajes protagonistas... bueno, les ha pasado de todo y aunque a veces rozan lo increíble estás tan enganchada a esa serie que esos detalles los pasas por alto, prefieres no darles más vueltas de los necesario para no romper ese mundo sobrenatural que han creado en TVD. Sin duda, la construcción de los personajes es de admiración, los conflictos internos de Stefan que hacen cuestionarte todo, el pragmatismo de Damon y Elena, que quizá es el personaje más "soso" de todo el elenco, te emocionan y te atrapan casi al instante.
En está última temporada sólo añadir un pero, las tramas amorosas demasiado ñoñas y demasiado repetitivas, después de casi cinco años de tiras y aflojas, una se cansa y es que tanto dulce en un sólo capítulo puede saturar.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Las Aparicio...

Parejas de Serie...

El matadragones que tenía el corazón pesaroso...