Huye de ella...



Otro día sin sentido...

El tiempo transcurre adormecido, su arena traspasa la piel de mis manos y mi cuerpo aletargado respira con dificultad. Mis latidos se endurecen y mi mente se amansa al escuchar su voz.

Mis nervios se extravían y mis caricias se resienten.

Apenas hablo, mis labios entumecidos rozan los cristales de su frialdad. Siento el vacío apoderarse de la soledad, me recuesto atormentada por el día de mañana. Siempre quiero más, el inconformismo me gasta, su ausencia de palabras me desgarra y sus falsos actos me desvelan.

Sueños olvidados... dejé de ser quien era para ser sólo suya.
Deambulo perdida por una tierra que apenas conozco, por un viento que apenas me roza, por un cielo que apenas amanece. La oscuridad me aterra, el silencio, su silencio, me agota y mis fuerzas se desvanecen entre las agujas de un reloj.

Se me acaba la vida, se me acaba aire y los pulmones trabajan buscando esas moléculas de oxígeno que nos alimentan, su pelo me corta, su mirada me atraviesa. Sólo la distancia puede acabar con aquello que más amo, sólo el amor puede acabar con el amor pero no es mi amor el que debe luchar, debe rendirse, es su amor el que debe dejarme ir... ¿pero qué amor? si ella no ama, ella no me ama, ella no cuida, ella no alienta... ella sólo gira en su mundo de cristal.

Rompe el mundo que te atrapa y corta cada hilo umbilical, corta cada vínculo que parezca fuerte, arremete contra vosotras mismas, hiérvete la sangre, convierte la leche en hiel y aléjate.

Huye de ella.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Las Aparicio...

Parejas de Serie...

El matadragones que tenía el corazón pesaroso...