Regeneración de recuerdos...

" Los recuerdos es lo que nos dice lo que somos y lo que podremos ser"


Suelo tergiversar los recuerdos, es una de mis manías.  
No me gusta mi memoria porque no es selectiva, tiende acordarse de todo y no suele olvidar el dolor, en verdad, lo retiene, retiene cada instante, cada palabra, cada emoción. Y ya no es que lo retenga es que me hace recordarlo, revivir esos momentos de vulnerabilidad.
¡qué le voy hacer! a mi me memoria le gusta recordarme quién soy, por eso decidí tergiversarlos, modificarlos. Admito que no siempre funciona y que a veces es más contraproducente que beneficioso pero es porque aún no controlo esa habilidad y tiendo a idealizarlos, tiendo a crear en mi mente recuerdos de momentos demasiado perfectos, como si fueran escenas de películas, elijo la iluminación... e incluso mi banda sonora. 
Siempre he querido tener una banda sonara... A veces lo pienso, sobre todo cuando estoy en el autobus dirección a mi casa, el sol se está poniendo y yo estoy apoyada en la ventanilla mirando como corre el paisaje a través del cristal, es justo en ese mismo instante, cuando pienso... ¿qué canción le pondría a este momento?  Suelen ser canciones instrumentales, me va más ese rollo.
Otros días, cuando mis recuerdos verdaderos no me dejan conciliar el sueño pienso en los tipos de planos que podría emplear para plasmarlos en una pantalla, planos cerrados para crear dramatismo, planos  generales para situar al espectador... planos. Y ahí, en ese punto de inflexión, es cuando aprovecho que mi memoria está entretenida con mi imaginación para meter un falso recuerdo, para cambiar la historia, para creer que ese momento en el que me dijo adiós, en verdad, era un tengo miedo a escondidas.
Soy así de ilusa, me gusta la sensación de control temporal sobre mi memoria, me hace parecer más segura aunque, como he dicho anteriormente, es temporal, dura poco... muy poco pero al menos me entretiene, no es que tenga una función hedónica y mucho menos de supervivencia pero me mantiene esperanzada y eso es decir mucho para los tiempos en los que vivimos.

Yo os aconsejo que cambieis vuestros recuerdos, que os convirtáis por momentos en directores de vuestra vida pasada o quizá no, quizá dirigir el pasado no es lo conveniente, quizá es lo que te impide avanzar, quizá sean esos recuerdos supravalorados de lo que eras y ya no eres lo que hace que te estanques en esos falsos recuerdos, es tal la necesidad de creer en ellos que no te permiten ver la realidad y es que es tu presente es el que debes dirigir, no tu pasado.

Ojalá todo fuera tan fácil... me temo que yo seguiré regenerando recuerdos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las Aparicio...

Parejas de Serie...

El matadragones que tenía el corazón pesaroso...