Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2006

Un adiós temporal...

"y cómo si de un sueño se tratase me dijo adiós con la mirada y desapareció tras el tren para no volver" He decidido que voy a dejar de escribir durante un tiempo, hasta que todo lo que me rodea se calme lo suficiente para saber cómo hacer las cosas.
No creo que a mucha gente le afecte "mi cierre temporal" así que realmente no tengo muchos remordimientos. No sé cuando volveré a escribir ni cómo. Igual dentro de un mes vuelvo a estar delante del ordenador, pulsando las teclas, uniendo letras que tengan algún significado, igual ya no escribo cómo antes y sólo me limito a narrar mi vida de una manera superflua sin indagar en mi, sin utilizar metáforas, sin ser personal. Igual ya no soy la misma. Igual ya no vuelvo a escribir esos parrafos tan pésimistas, dolorosos, fríos, tan llenos de ira, de rabia, de deseperación, de intimidad.
Me he dado cuenta, y por eso he tomado está decisión tan nimia, que lo que escribo me hace sentir incomoda y vulnerable y que esas sensacione…

Me vuelvo odiosa...

Imagen
" Porque tarde un minuto en decirte hola y una vida en dicirte adiós" Odio esta sensación de pérdida, de descontrol, de saber lo que está pasando en mi y no poder evitarlo. Odio vivir en este mundo de contradciones donde tu adiós es mi vida, donde tu sonrisa es mi llanto. Odio ver como me despedaza, como su punta se clava y se hunde cada vez más adentro de mi ser. Odio ser tan débil, estar a tus pies cuando no quiero estar mientras deseo tenerte, saber que utilizas tus encantos aquellos que me encantan para consguir todo lo que hay en mí, ya sea poco ya sea mucho. Odio reconocer que lo que hay, lo que tengo y lo que quiero no tienen nada en común, que me quejo sin razón por falta de razón, que me ahogo en el dolor de la envidia porque te importa. Odio esa sensación de estúpida cuando veo que volviste a manejarme, cuando noto la punzada, cuando noto el desequilibrio en mi interior. Odio tener que acallarlo por miedo a hacerlo más real y por tanto más doloroso, odio tener que f…